MÁS SOBRE LOS GASTOS DEL AUTÓNOMO

Relación de gastos deducibles en el IRPF // Declaración de la Renta

 

Estos son los grupos de gastos según los considera Hacienda:

  • Consumos de explotación: compras de mercaderías, materias primas, combustibles, elementos y conjuntos incorporables, envases, embalajes y material de oficina.
  • Sueldos y salarios: pagos a los trabajadores en concepto de sueldos, pagas extraordinarias, dietas y asignaciones para gastos de viajes, retribuciones en especie, premios e indemnizaciones.
  • Seguridad social a cargo de la empresa: cotizaciones derivadas de la contratación de trabajadores,  las cutas correspondientes al propio autónomo.
  • Otros gastos de personal:  gastos de formación, indemnizaciones por rescisión de contrato, seguros de accidentes del personal, obsequios (ej- cestas de navidad) ,  contribuciones a planes de pensiones o a planes de previsión social empresarial.
  • Arrendamientos y cánones: alquileres, asistencia técnica, cánones, cuotas de arrendamientos financieros (leasing) siempre que no corresponda a activos no amortizables
  • Reparaciones y conservación: mantenimiento, repuestos, que no supongan una mejora.
  • Servicios de profesionales independientes: honorarios de abogados, auditores, notarios,  comisiones de agentes comerciales o mediadores independientes.
  • Otros servicios exteriores: gastos en investigación y desarrollo, transportes, seguros, servicios bancarios, publicidad, relaciones públicas, suministros y gastos de oficina no incluidos en los conceptos anteriores.
  • Tributos fiscalmente deducibles: el impuesto de bienes inmuebles (IBI), el impuesto de actividades económicas (IAE) y otros tributos y recargos no estatales y tasas, recargos y contribuciones estatales. No serán deducibles sanciones ni recargos de apremio.
  • IVA soportado: sólo será deducible cuando no sea desgravable a través de la declaración de IVA, esto es, cuando no se presenta declaración trimestral de IVA.
  • Gastos financieros: intereses de préstamos y créditos, gastos de descuento de efectos, recargos por aplazamiento de pago de deudas, intereses de demora de aplazamientos de los pagos a Hacienda. No se incluirán los que se deriven de la utilización de capital propio.
  • Amortizaciones: deterioro o depreciación de las inversiones contempladas como inmovilizado material o intangible afecto a la actividad.
  • Pérdidas por deterioro del valor de los elementos patrimoniales: deterioro de los créditos derivados por insolvencias de deudores, deterioro de fondos editoriales, fonográficos y audiovisuales, y deterioro del inmovilizado intangible, con un máximo del 20% de fondos de comercio que hayan sido adquiridos.a